Saltar al contenido

¿Cuánto dura el mono del tabaco?

El mono del tabaco o también conocido como síndrome de abstinencia físico dura aproximadamente entre 4 y 12 semanas, sin embargo, algunos expertos afirman que es un poco complicado definir el tiempo que dura, ya que en algunas personas este proceso puede durar semanas y en otros meses.

El mono del tabaco hace referencia a una serie de síntomas psíquicos y físicos que aparecen cuando un fumador deja de consumir la nicotina, proceso en el cual la persona padece de un intenso malestar general. Algunas personas lo conocen como síndrome de abstinencia del tabaco, pero frecuentemente le llaman el mono del tabaco.

Síntomas que produce el mono del tabaco

Los síntomas que produce el mono del tabaco no son pocos y suelen ser muy intensos, aunque estos no duran mucho tiempo; generalmente los primeros síntomas aparecen a las tres horas de que el adicto se fumó el ultimo tabaco, esto se debe a que luego de fumar el tabaco la nicotina permanece en la sangre por un tiempo aproximado de dos horas y cuando ya se encuentran por debajo, la persona comienza a sentir ansiedad de fumar otro.

Los síntomas suelen alcanzar su mayor intensidad entre 24 y 72 horas después de haber fumado el último tabaco, dichos síntomas pueden ser los siguientes:

  • Irritabilidad.
  • Trastorno del sueño, que va desde somnolencia hasta problemas para dormir.
  • Ansiedad urgente por fumar.
  • Disminución del pulso.
  • Dolor de cabeza.
  • Incremento del apetito.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Mal humor de fuerte intensidad.
  • Mareos.
  • Depresión.

Estos síntomas disminuyen gradualmente de intensidad en dos o tres semanas, aunque debido a su intensidad a muchas personas este tiempo suele parecerle eterno, es importante resaltar que en muchas ocasiones los síntomas no son tan intensos.

Razones por las que aparece el mono del tabaco

La razón principal por la cual el mono del tabaco aparece, se debe a que el tabaco contiene varias sustancias adictivas que poseen compuestos muy parecidos a los neurotransmisores que desencadenan la satisfacción, el placer, la serenidad, la alegría y el bienestar, pero en este caso artificialmente. El problema se encuentra en el hecho de que el cerebro exige dosis cada vez mayores para poder lograr el mismo efecto y alcanzar esa sensación de bienestar prefabricada, con la cual el adicto pierde la capacidad de sentir gozo y tranquilidad naturalmente.

Esto quiere decir, que una vez que comienzas a fumar ya no serás capaz de sentir relajación y bienestar sin fumar el tabaco, esta es la razón por la que cada vez más necesitarás más tabaco, apareciendo el tan atemorizante mono del tabaco. Para que un adicto pueda volver a estar en su estado normal es necesario que sufra este síndrome de abstinencia, una vez que lo supere volverá a sentir bienestar.

¿Cómo disminuir los síntomas del mono del tabaco?

Hay personas que logran padecer el mono del tabaco con menor intensidad, debido a que van dejando de fumar poco a poco, para quienes no corren con esta suerte existen algunos consejos que pueden tomar en cuenta para disminuir los síntomas del mono del tabaco:

  • Uso de medicamentos que disminuyen el deseo de fumar y la sintomatología que provoca este proceso, como elontril o bupropion.
  • Asistir a terapias alternativas como la acupuntura o la homeopatía, incluso pueden ingerir té de flores de Bach.
  • Someterse a un tratamiento con láser, el cual se aplica en las orejas y en las manos generalmente, este ayuda a que disminuyan notablemente las ganas de fumar.
  • Masticar caramelos o chicles de nicotina, ya que al tener la boca ocupada la persona podrá experimentar una ligera sensación de bienestar.

Por favor, califica este artículo:
Cargando…