Saltar al contenido

¿Cuántos satélites naturales tiene Mercurio?

La pregunta de cuántos satélites naturales tiene Mercurio es bastante recurrente; sin embargo, es necesario saber que Mercurio no posee ningún satélite natural. Aunque en un tiempo se creyó que sí, pero fue hace bastantes años por un error.

La luna de Mercurio

El 27 de marzo de 1974, los instrumentos de la NASA empezaron a registrar radiación ultravioleta en las proximidades a Mercurio. Algunos expertos concluyeron que se trataba de una estrella. Otros empleados de la NASA afirmaron que se trataba de una estrella y se mantuvieron en su teoría durante un tiempo. Ese día, un astrónomo de la NASA dijo que la radiación ultravioleta no tenía sentido que estuviese allá, pues era imposible que fuese un satélite natural.

El 28 de marzo de 1974, la radiación desapareció por completo y dejó a muchos con la duda de qué se trataba esa radiación. El 30 de marzo, la radiación apareció nuevamente y una vez más las especulaciones empezaron a surgir. No obstante, poco tiempo después se detectó que se trataba de una estrella, pues su movimiento la delató. El descubrimiento de 27 de marzo de 1974 no fue en realidad un satélite natural de Mercurio, pero sirvió para comprobar que la radiación ultravioleta no se difumina por el medio interestelar.

Teorías actuales sobre los satélites naturales de Mercurio

Es cierto que Mercurio no tiene satélites naturales, pero los expertos no descartan que en el futuro se descubra una nueva. La cuestión es que Mercurio se encuentra bastante cerca del Sol, por lo cual las observaciones a través de telescopio son muy complicadas. Tampoco es posible enviar sondas, porque la cercanía con el Sol puede terminar dañando el aparato y, además, sería una gran pérdida económica.

La NASA pensaba llamar a la luna de Mercurio como Caduceo cuando fuese descubierta; sin embargo, eso aún no ha sucedido, ya que la sonda espacial MESSENGER no encontró nada durante su expedición cerca de Mercurio. Hubble, uno de los telescopios espaciales más famosos de la NASA, no puede observar en su totalidad al planeta Mercurio, pues la cercanía con el Sol podría terminar por dañar su cámara. El Sol es el enemigo de los científicos de la NASA que quieren descubrir todo lo relacionado con Mercurio. Puede que el futuro alguna sonda termine encontrando un satélite natural de Mercurio, ya que los científicos no lo han descartado por completo.

Si te gustó, ¡danos 5 estrellas! 🙂
[Total: 0 Promedio: 0]